Nuestra opinión sobre: Low Altitude Authorization and Notification Capability (LAANC)

El pasado primero de Octubre la U.S. Federal Aviation Administration (FAA) aprobó a DJI para ofrecer los servicios de Low Altitude Authorization and Notification Capability (LAANC) entre los operadores profesionales de drones.

Este mecanismo permite obtener por parte de los operadores profesionales una autorización de vuelo (casi en tiempo real) para realizar operaciones dentro del espacio controlado en las cercanías de ciertos aeropuertos.

De momento son las áreas cercanas a 500 aeropuertos las beneficiadas de esta liberación vía LAANC, mediante su integración (especulamos) a la aplicación DJI GO será posible checar – para estas locaciones- datos como las altitudes aprobadas, las restricciones temporales de vuelo así como otras limitantes que pudieran afectar los vuelos en estas áreas. Los operadores podrán (de momento solo en USA) revisar estas limitaciones, planificar sus vuelos y entonces desde la aplicación misma proveer información sobre estos vuelos al tráfico aéreo de la FAA, con el resultante aumento de la seguridad en las operaciones de aviación.

Esto es importante porque nos permite vislumbrar el sentido en el que se va a dar la integración de los drones al espacio aéreo de manera eficiente y segura. Este sistema de revisión de limitantes, planificación de operaciones y notificación coordinada con la autoridad aérea será la base para la convivencia definitiva entre las aeronaves tripuladas y las no tripuladas una vez se extienda a todo el mundo.

Iniciativas de colaboración como estas entre los fabricantes de drones y las autoridades de aviación no son aisladas, por ejemplo DJI ha implementado para ciertos países (USA, UK y Australia) un cuestionario (DJI Knowledge Quiz) que obliga a los operadores a completarlo antes de su primer vuelo pero más importante aún DJI forma parte del comité FAA’s Remote Identification and Tracking Aviation Rulemaking Committee que busca reducir la incertidumbre en las operaciones de los RPAS en el espacio aéreo, mediante la identificación y seguimiento de estos equipos tal y como se hace con las aeronaves tripuladas.

El camino es largo y toca a las tres partes, fabricantes, autoridades y operadores hacer su parte para que esta integración se de manera ordenada y segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *